Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Medio Ambiente

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Medio Ambiente de Castilla y León

Cazar en Castilla y León

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir

La vigente Ley de Caza de Castilla y León (Ley 4/1996) pretende ordenar y fomentar el ejercicio de la caza inspirándose en el principio de conservación de la naturaleza y en la consideración de la actividad cinegética como dinamizadora de las economías rurales. Define la acción de cazar como la ejercida por el hombre mediante el uso de artes, armas o medios apropiados para buscar, atraer, perseguir o acosar a los animales definidos como piezas de caza, con el fin de darles muerte, apropiarse de ellos o facilitar su captura por terceros.

Cuando el ejercicio del derecho a cazar implique el uso de cualquier tipo de armas, será preciso haber alcanzado la edad establecida para cada caso en la normativa reguladora de su tenencia y uso. No obstante, los cazadores menores de dieciocho años deberán ir acompañados de otro cazador de mayor edad para poder cazar con armas autorizadas.

Para cazar en Castilla y León, el cazador deberá estar en posesión y llevar consigo la siguiente documentación o su copia debidamente compulsada:   

- Seguro de responsabilidad civil.

- Licencia de caza válida en vigor.

- Documento acreditativo de su personalidad.

- En el caso de utilizar armas, los permisos y guías requeridos por la legislación vigente.

- Tarjeta de filiación al coto, autorización escrita del titular cinegético, arrendatario o la persona que ostente su representación, salvo que el mismo esté presente durante la acción de cazar.

- Autorización de la Administración en el caso de que la modalidad, período de caza o excepcionalidad de la acción cinegética así se exija legalmente.

El Decreto 32/2015, de 30 de abril,  modificado por el Decreto 10/2018, de 26 de abril , por el que se regula la conservación de las especies cinegéticas de Castilla y León, su aprovechamiento sostenible y el control poblacional de la fauna silvestre, define y relaciona las especies cinegéticas de Castilla y León, que pueden soportar una extracción ordenada de ejemplares sin que ello comprometa el estado de conservación en su área de distribución.

Anualmente se publica la Orden Anual de Caza, donde se definen las normas y condiciones que regirán la caza durante su periodo de vigencia.

También anualmente una Resolución de la Dirección General del Medio Natural fija los días hábiles de caza en la media veda para el territorio de la Comunidad de Castilla y León.

El ejercicio de la caza con carácter general podrá ejercerse en los terrenos que tengan la consideración de cinegéticos.