Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Medio Ambiente

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Medio Ambiente de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
Contenido principal. Saltar al inicio.

Aplicación al terreno (R10) de residuos

El tratamiento de suelos mediante la aplicación al terreno de residuos está considerada como una operación de valorización codificada como R10, según se establece en el Anexo II de la Ley 22/2011, de 28 de julio. Así, los residuos se deben aplicar a los suelos agrarios exclusivamente con el fin de producir un beneficio a la agricultura o una mejora ecológica de los mismos.

Autorización en materia de residuos para la operación R10

La operación de valorización de residuos R10 está sujeta a la autorización que establece el artículo 27 de la Ley 22/2011, de 28 de julio. Por lo tanto, con carácter previo al ejercicio de dicha actividad en la Comunidad de Castilla y León se debe solicitar la mencionada autorización ( ver sede electrónica autorización conjunta de tratamiento de residuos ).

Para el caso concreto de los lodos de depuración, su aplicación al terreno, además de precisar la citada autorización, deberá realizarse en cumplimiento del  Real Decreto 1310/1990, de 29 de octubre, por el que se regula la utilización de lodos de depuración en el sector agrario y la Orden AAA/1072/2013, de 7 de junio, sobre utilización de lodos de depuración en el sector agrario . En el apartado  Lodos de depuración podrá encontrar información ampliada sobre este tema. 

Para conocer los gestores autorizados para la operación R10, se encuentra disponible nuestro  Buscador de gestores y transportistas de residuos . En el campo “actividad” debe seleccionar instalación de tratamiento y en el campo “operación de tratamiento” debe seleccionar R10. También puede acotar la búsqueda seleccionando una provincia, un código LER, etc.

Exención de la autorización en materia de residuos

La aplicación al terreno de los subproductos animales no destinados al consumo humano (SANDACH), tal es el caso de los estiércoles y purines, está excluida del ámbito de la aplicación de la Ley 22/2011, de 28 de julio, en virtud de lo recogido en su artículo 2.2.b). Por lo tanto, para ejercer dicha actividad no precisa de la autorización en materia de residuos, es decir, la establecida en el artículo 27 de la Ley 22/2011, de 28 de julio. No obstante, el ejercicio de dicha actividad requerirá el cumplimiento de la normativa sectorial que proceda (contaminación por nitratos, SANDACH, etc).

Tampoco estaría sujeto a autorización en materia de residuos, la utilización en explotaciones agrícolas de materias fecales (no SANDACH), paja y otro material natural, agrícola o silvícola, no peligrosos, tal y como se establece en el artículo 2.1.e).

La utilización de productos fertilizantes en agricultura, jardinería o restauración de suelos degradados así como la utilización de sustratos de cultivo en agricultura, silvicultura, jardinería, paisajismo u otras actividades relacionadas se encuentra regulada por el  Real Decreto 506/2013, de 28 de junio, sobre productos fertilizantes   y por el Real Decreto 865/2010, de 2 de julio, sobre sustratos de cultivo , respectivamente. En estos casos, tampoco es de aplicación la normativa en materia de residuos.