Saltar al contenido principal.

Escudo de la Junta de Castilla y León; Página de inicio

Contacto

Medio Ambiente de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter. Abre una nueva ventana
Contenido principal. Saltar al inicio.

Certificación de la Gestión Forestal Sostenible (GFS)

La Certificación Forestal es un proceso voluntario en virtud del cual una tercera parte independiente (el “certificador”) evalúa la calidad de la gestión y la producción forestal con respecto a una serie de requisitos (“normas”) determinados previamente por una organización pública o privada de certificación.

De esta forma la certificación forestal:

- Fomenta la mejora de la gestión forestal de los montes atendiendo a criterios económicos, sociales y ambientales.

- Proporciona un valor añadido a los productos procedentes de montes certificados, consiguiendo una diferencia competitiva positiva con respecto a otros productos competidores en el mercado.

- Permite que todos los agentes sociales implicados directa o indirectamente en la gestión participen y sean escuchados.

- Y supone un reconocimiento público de la calidad de la gestión forestal efectuada en esos bosques y una utilización responsable de los recursos forestales.

La certificación forestal, y el etiquetado asociado, es una manera de informar a los consumidores sobre la sostenibilidad de los bosques de los cuales se extrae la madera y otros productos forestales. (Fuente: FAO - Herramientas para la Gestión Forestal Sostenible (GFS)

Sistemas de certificación

A escala mundial existen muchos sistemas de certificación de la Gestión Forestal Sostenible pero los dos más frecuentes son:

  • Sistema PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification o Programa de reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal). 
  • Sistema FSC (Forest Stewardship Council o Consejo de Administración Forestal).

Mediante cualquiera de estos dos sistemas de certificación, se pueden obtener dos sellos de certificaciones forestales sostenibles:

  • Certificación de la gestión forestal: que determina si un monte o grupo de montes se gestiona de acuerdo a unas normas o estándares que permiten evaluar la gestión forestal llevada a cabo
  • Certificación de la cadena de custodia: que evalúa la línea de producción forestal, desde el árbol hasta el producto final, para verificar que los recursos forestales utilizados proceden de un bosque bien gestionado.

Los propietarios forestales o entidades forestales interesadas pueden solicitar certificación forestal sostenible mediante tres modalidades: 

  1. Certificación individual: solicitada por una persona física o jurídica, que ejercerá de entidad solicitante (titular del certificado), con respecto a las superficies forestales que gestiona y que incluye en el proceso de certificación.
  2. Certificación de grupo: reúne bajo el mismo certificado varias superficies forestales de distintos propietarios, estando representados por la entidad de grupo
  3. Certificación regional (únicamente en el sistema PEFC): requiere la existencia de una entidad legal que ejerza de entidad solicitante regional, y que agrupe de forma directa o a través de sus representantes, a los propietarios/gestores de la región interesados en el proceso de certificación.