Inicio. Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Medio Ambiente

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Medio Ambiente de Castilla y León

Contenido principal. Saltar al inicio.

El Nematodo de la Madera del Pino: Bursaphelenchus xylophilus

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir

La enfermedad del decaimiento súbito, seca de los pinos, o nematodo de la madera del pino, es una grave patología causada por el nematodo Bursaphelenchus xylophilus (Steiner et Buhrer) Nickle et al., originario de Estados Unidos. Tras su introducción en el este de Asia causa daños de tal magnitud que pasa a considerarse el organismo más peligroso para los pinares a nivel mundial. En Europa se detecta en Portugal en 1999 y, desde 2008, se considera a todo el territorio continental de ese país como demarcado por la presencia de este organismo.

A todos los daños ecológicos y económicos derivados de la muerte del arbolado, hay que sumar las drásticas restricciones al comercio y elevados costes de comercialización de la madera en los países donde el nematodo está presente debido a las medidas de cuarentena.

Desde 1992 la EPPO (Organización Europea para la Protección de las Plantas) lo considera un organismo de cuarentena debido a su gran su potencial de daño en caso de introducción en el territorio europeo, incluyéndolo en la lista A1. Este patógeno ha hecho acto de presencia ya en nuestro país, habiéndose detectado focos en masas forestales de Extremadura, Galicia y Castilla y León, algunos de los cuales ya se han erradicado y otros se encuentran en proceso de erradicación; también se ha detectado en numerosas interceptaciones de material vegetal sensible (normalmente madera aserrada o corteza procedentes de Portugal). Como especies hospedantes del nematodo se consideran los géneros Larix, Pseudotsuga, Abies y Picea, aunque su ataque sobre árboles vivos se limita a un número reducido de especies del género Pinus: entre las españolas P.sylvestris, P.nigra y P.pinaster serían las más sensibles, mientras que la susceptibilidad de P.halepensis y P.radiata parece intermedia y la de P.pinea menor.

La Normativa Comunitaria obliga a la adopción de una serie de medidas específicas para evitar la introducción y dispersión de este organismo cuarentenario por todo el territorio de la UE, lo que obliga a la realización de una gran cantidad de tareas encaminadas a alcanzar este objetivo. Entre las mismas se encuentran la prospección de masas forestales sensibles con decaimiento, la inspección de pinares a través de redes sistemáticas de muestreo, la inspección de industrias de la madera o el control del tráfico de material sensible procedente de áreas demarcadas. Año a año estas tareas se ven incrementadas.

Con fecha 9 de febrero de 2012 España notificó a la CE un brote de la enfermedad del nematodo del pino en “Valverde del Fresno”, municipio de la provincia de Cáceres (Extremadura). Se trataba de un pino infectado localizado a unos 580 m de Portugal y 4 kilómetros del límite con la provincia de Salamanca. La detección de este brote supuso el establecimiento de un área demarcada de 20 kilómetros que afectó a las Comunidades Autónomas de Extremadura y Castilla y León, así como a Portugal. Castilla y León declaró oficialmente su foco mediante la Orden FYM/191/2012, modificada a su vez por la Orden FYM/489/2014 como consecuencia de la entrada en vigor de la nueva normativa comunitaria sobre el nematodo, la Decisión 2012/535/UE, y su trasposición a la normativa española. También se declaró mediante Orden FYM 1090/2013 contaminado el monte del elenco SA-3032 situado en el término municipal de Sancti-Spíritus (Salamanca) por el nematodo de la madera del pino y se estableció la zona demarcada y las medidas fitosanitarias de emergencia para su erradicación. Posteriormente se publicó la Orden FYM/709/2014, de 22 de julio, que amplió el ancho de la zona demarcada de Sancti-Spíritus a 14 km, para adaptarnos a las recomendaciones de la FVO.

El 2 de junio de 2017 se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León la Orden FYM/403/2017 por la que se declaraba el levantamiento de la zona demarcada del foco de Valverde del Fresno en la parte correspondiente a Castilla y León. El 24 de enero de 2018 se publicó la Orden FYM/27/2018 por la que se levantaba también la demarcación a la zona de Sancti-Spíritus (Salamanca).

En verano de 2018 se detecta un nuevo foco en territorio castellano y leonés, declarando mediante la Orden FYM/848/2018, de 20 de julio, la nueva Zona Demarcada de Lagunilla (Salamanca), que tiene como centro un árbol del monte de UP nº 12 situado en el término municipal de Lagunilla (Salamanca) y un radio de acción de 20km alrededor del mismo.

Recientemente, en marzo de 2019, Extremadura declara un nuevo foco en su territorio, en el término municipal de Valverde del Fresno, que afecta también al nuestro. Mediante la Orden FYM/380/2019, de 11 de abril, se declara esta nueva Zona Demarcada en el suroeste de la provincia de Salamanca.

 

En las fotografías se muestran análisis de campo, inspección en industria de la madera, e inspecciones en carretera realizadas para el control del nematodo de la madera del pino.