Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Medio Ambiente

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Medio Ambiente de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
Contenido principal. Saltar al inicio.

Red de seguimiento de daños

Las Redes de Seguimiento de Daños en los Bosques de Castilla y León se replantearon en gabinete en el año 2001 y se establecieron en campo en 2002, estando formadas por 260 parcelas de muestreo, de las cuales 118 pertenecen a la Red de Rango I (malla sistemática de luz ocho kilómetros superpuesta sobre las masas forestales de la región) y 168 a la Red de Rango II (malla sistemática de luz cuatro kilómetros superpuesta sobre las masas forestales de los Espacios Naturales Protegidos), siendo 26 los puntos de solapamiento entre ambas.

En todas estas parcelas de seguimiento permanente se evalúa el estado fitosanitario de más de 6.000 árboles, siendo las coníferas el grupo de especies de mayor peso, con casi el 60% de los pies revisados, con el pino silvestre (Pinus sylvestris) y el pino negral (Pinus pinaster) como las más abundantes. De las frondosas, las especies con mayor representación son el rebollo (Quercus pyrenaica), el haya (Fagus sylvatica) y la encina (Quercus ilex).

Todos los años se realiza durante los meses de verano una evaluación del estado fitosanitario del arbolado, con especial hincapié en la situación de la copa y la variable defoliación como parámetro más relevante. No obstante, se evalúan y detallan también otros aspectos importantes como la decoloración, la presencia de agentes bióticos y abióticos, con clasificación de síntomas y signos, así como su intensidad de daño, lo que permite no sólo conocer el estado actual del arbolado, si no su evolución en el tiempo y la posible detección de procesos de deterioro o perturbaciones que actúen a gran escala.

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaInforme 2019 Red de Seguimiento de Daños de Castilla y León (11.380 kbytes)