Saltar al contenido principal.

Escudo de la Junta de Castilla y León; Página de inicio

Contacto

Medio Ambiente de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter. Abre una nueva ventana
Contenido principal. Saltar al inicio.

Tratamiento de VFVU

En primer lugar, los vehículos al final de su vida útil son tratados en los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) de VFVU. En estos centros, se deben realizar las siguientes operaciones:

  • Descontaminación de los vehículos. Consiste en la extracción de los fluidos del vehículo (aceites, líquidos de frenos, anticongelante, restos de combustible, etc.) ─salvo cuando sean necesarios para las piezas o componentes destinados a la preparación para la reutilización─ y en la retirada de los materiales y componentes peligrosos (baterías, depósitos de gas licuado…). Estos residuos peligrosos se deben entregar a un gestor autorizado para su tratamiento.

Las operaciones de descontaminación de vehículos se detallan en el anexo IV.1. del Real Decreto 265/2021, de 13 de abril.

  • La separación de las piezas y componentes o que se puedan preparar para su reutilización y su comercialización como piezas usadas o de segunda mano.
  • Operaciones de tratamiento para fomentar el reciclado (extracción de piezas, componentes y materiales  que puedan ser reciclados; por ejemplo: catalizadores, neumáticos, elementos metálicos, etc.) y entrega de los materiales procedentes de estas operaciones a un gestor autorizado para su tratamiento.

Las operaciones de tratamiento para fomentar el reciclado se detallan en el anexo IV.2. del Real Decreto 265/2021, de 13 de abril.

  • El envío del resto del vehículo a una fragmentadora autorizada.

Posteriormente, las instalaciones de fragmentación realizan la trituración del vehículo descontaminado, y segregan y clasifican los materiales y fracciones que lo componen.

Estas fracciones pueden someterse a un nuevo proceso de segregación y clasificación de sus materiales en instalaciones de posfragmentación (integradas o no en las instalaciones de fragmentación)

Las fracciones metálicas (férricas y no férricas) son enviadas a reciclado mediante su segunda fusión, en algunos casos con un procesamiento previo.

Las fracciones no metálicas (compuestas por plástico, goma, etc.) son enviadas a una instalación autorizada para su adecuado tratamiento.

Para la gestión de los residuos generados durante todo el proceso de tratamiento del VFVU se debe seguir el siguiente orden de prioridad: preparación para la reutilización, reciclado, otras formas de valorización y, por último, la eliminación.