Logotipo del Portal de Medio Ambiente de Castilla y León; Ir a página principal

Descripción

Descripción del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

 

Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama 

 El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, tras casi un siglo
de demanda histórica, por fin disfruta de la máxima categoría
ambiental, la que atesoran sólo las quince principales joyas
naturales de nuestro país.

Sierra de Guadarrama. El Yelmo

Superficie y ubicación:

 El Parque Nacional se encuentra en las provincias de Segovia y Madrid y abarca una extensión de 33.960 hectáreas pertenecientes a las Comunidades Autónomas de Castilla y León (12.246 hectáreas) y de Madrid (21.714 hectáreas).

En la Comunidad de Castilla y León:
Aldealengua de Pedraza, Basardilla, Collado Hermoso, El Espinar, Gallegos, La Losa, Navafría, Navas de Riofrío, Ortigosa del Monte, Otero de Herreros, Palazuelos de Eresma, Real Sitio de San Ildefonso (La Granja), Santiuste de Pedraza, Santo Domingo de Pirón, Segovia, Sotosalbos, Torre Val de San Pedro, Torrecaballeros y Trescasas.

En la Comunidad de Madrid:
Alameda del Valle, Becerril de la Sierra, Canencia, Cercedilla, El Boalo, Guadarrama, Los Molinos, Lozoya, Manzanares el Real, Miraflores de la Sierra, Navacerrada, Navarredonda y San Mamés, Pinilla del Valle, Rascafría y Soto del Real.

Descripción  

La dimensión y continuidad territorial, su riqueza y coherencia ambiental, unido al estricto régimen a que se somete la intervención humana tanto dentro del propio Parque Nacional como en su zona periférica de protección, garantizan la conservación de los ecosistemas naturales y la viabilidad de su evolución natural, sin o con escasa intervención humana, de acuerdo con los ambiciosos estándares que establece la citada Ley de 2007.
El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama cuenta con una riqueza ecológica y cultural tan sobresalientes que aconsejan que su conservación sea declarada de interés general y se eleve su régimen de protección al más alto nivel que permite nuestro ordenamiento jurídico.
Si la riqueza ecológica de por sí ya es merecedora de la declaración que la presente Ley acomete, el patrimonio cultural, educativo y científico generado en los territorios integrantes del nuevo Parque Nacional es extraordinario, probablemente sin parangón en ningún otro territorio de nuestra geografía.
Aún hoy perviven en las tradiciones y en el recuerdo colectivo los elementos que dieron lugar a una cultura propia y singular, perfectamente adaptada a un entorno natural generoso, agreste y difícil, protagonizada por pastores y vaqueros, por hacheros y gabarros, por carboneros, neveros y por otras gentes de la Sierra. Además, como gozne natural que une y vertebra el norte y el sur peninsulares, la Sierra del Guadarrama ha sido testigo mudo de batallas y otros acontecimientos históricos que integran el andamiaje afectivo de este país. Finalmente, fundamentalmente a partir de la segunda mitad del siglo XVIII, lugares emblemáticos como los Puertos de Navacerrada y la Fuenfría, el Circo de Peñalara, la Pedriza, el Montón de Trigo, la Cuerda Larga, la Maliciosa o Siete Picos, por citar algunos más conocidos, han servido de inspiración, estímulo y laboratorio para naturalistas y científicos de todas las especialidades, para educadores, para artistas y para deportistas

Sierra de Guadarrama. Navafria


La norma de declaración ha considerado las características singulares, únicas y representativas de este territorio, en el que se identifican nueve de los sistemas naturales incluidos en la Ley 5/2007, de 3 de abril, de la Red de Parques Nacionales. Entre ellos, los pinares de Pinus sylvestris de reconocido valor ambiental, naturalidad y excelente estado de conservación sobre suelos silíceos que aportan representatividad a la Red. Los «sistemas naturales de origen glaciar y periglaciar» que poseen un modelado más propio de latitudes más norteñas o de altitudes más elevadas. Están incluidos «humedales y lagunas de alta montaña» que destacan por su singularidad geomorfológica. La excepcionalidad de sus sistemas «formaciones y relieves de montaña y alta montaña» se encuentra en la geomorfología de la roca granítica que resalta formas del relieve y paisajes únicos. Los sistemas naturales «quejigares y melojares», poco representados en la Red, los «matorrales supraforestales, pastizales de alta montaña, estepas leñosas de altura y cascajares» y «pinares, sabinares y enebrales», aportan una mayor representación en la Red de Parques Nacionales. También se reconoce en este espacio la proporción y singularidad relevante de especies. Además de la presencia significativa de endemismos de flora y fauna, y las emblemáticas Águila Imperial Ibérica, Buitre Negro y Cigüeña Negra, destaca el elevado porcentaje de especies censadas en España con un total del 40 % de la herpetofauna, el 39 % de las aves y el 49 % de los mamíferos.

Vegetación

La vegetación presenta así distintas formas de adaptación del máximo interés: En las zonas más altas, entre vestigios de paisajes periglaciares, aparecen roquedos, pastizales y matorrales montanos; en las laderas extensos pinares y robledales alternados con zonas arbustivas y pastizales; y en las zonas más bajas existen encinares poco desarrollados, fresnedas, sabinares, algunos cultivos y prados ganaderos. Asimismo destacan algunos enclaves con interesantes masas de acebo. Por supuesto, no podemos olvidar las emblemáticas masas de pino silvestre con alto índice de naturalidad y mejor cuidadas del Sistema Central, paradigma de la gestión forestal sostenible y motor económico de muchos pueblos serranos, que destacan por sus valores paisajísticos, forestales y como hábitat de importantes especies de fauna.  

 Fauna

 En cuanto a la fauna, la Sierra de Guadarrama incluye especies muy valiosas a nivel nacional e internacional por el grado de amenaza, varias de ellas por estar en peligro de extinción o por ser endemismos ibéricos. El mayor interés ornitológico de la Sierra de Guadarrama reside en las comunidades de aves ligadas al bosque, matorral y pastizales mediterráneos, sobresaliendo claramente las poblaciones nidificantes de águila imperial ibérica, cigüeña negra y buitre negro. También tienen interés las especies alpinas (acentor alpino, bisbita alpino) y otras especies de interés biogeográfico (alcaudón dorsirrojo, tarabilla norteña), así como el azor, halcón peregrino, acentor alpino, pechiazul y roquero rojo. La presencia de los quirópteros en Guadarrama viene señalada tanto por sus refugios en las cuevas de zonas calcáreas como por las numerosas especies de murciélagos forestales. Entre las especies de invertebrados podemos destacar el caballito del diablo, el gran longicornio, el ciervo volador, el pavón diurno y la mariposa isabelina. También cabe destacar otras especies por su valor cinegético como son el conejo, la liebre, la perdiz, el zorro, el jabalí, el corzo, la cabra montés, etc.

Rutas de Senderismo

La Sierra de Guadarrama ha sido desde tiempo inmemorial lugar de expansión y objetivo de montañeros y excursionistas, por lo que existen multitud de senderos que conducen a casi todos sus rincones. En un futuro, la oferta oficial de las rutas será objeto de ordenación por parte del órgano de gestión del Parque Nacional. Sin embargo, como avance cabe mencionar algunas de las más tradicionales y conocidas por los amantes de la montaña en la vertiente castellano leonesa.

  • Siete Picos (del Puerto de Navacerrada al Puerto de la Fuenfría y regreso por camino Schmid) (Longitud 13,2 km. Desnivel 892 m. Circular. Dificultad media). Partiendo del Puerto de Navacerrada hacia la pista de esquí del Escaparate, tomamos un camino que sale a la izquierda señalizado como circuito de fondo. El camino recorre enriscado los picos hasta llegar a la base del sexto. El séptimo es el pico de Majalasna y queda separado de los demás, en la Comunidad de Madrid. El descenso hacia el Collado Ventoso debe hacerse con cuidado de no resbalar con las piedras sueltas, para luego iniciar la subida hacia cerro Ventoso y finalmente alcanzar el Puerto de la Fuenfría tras una brusca bajada. Allí tomaremos la senda de Cospes a la derecha. Pocos metros después nos incorporamos al camino Schmid que nos llevará de vuelta hasta el Puerto de Navacerrada.
  • De Valsaín al Puerto de la Fuenfría (Longitud 13,3 km. Desnivel 766 m: No circular. Dificultad media). Partiendo de la localidad de Valsaín se comienza el ascenso hacia la Cruz de la Gallega para continuar por la pista forestal que discurre al abrigo del Pinar de la Acebeda hasta alcanzar los pies del Cerro de la Camorca, donde iniciamos un tramo que discurre por el Cordel de Santillana (coincidente con el Camino de Santiago) pasando por la Pradera de la Venta, la Fuente de la Reina, la Casa del Eraso y alcanzar finalmente el Puerto de la Fuenfría. 
  • Del pico de Peñalara a Valsaín (Longitud 15,3 km. Desnivel 1.212 m. No circular. Dificultad alta) Existen varias vías para llegar a la cumbre más alta de la Sierra de Guadarrama. El ascenso que se propone en este caso es el más sencillo, partiendo del Puerto de Cotos hacia el Collado de dos Hermanas para luego dirigirnos hacia la cumbre de Peñalara. Desde allí se inicia el descenso de nuevo hacia el Collado de Dos Hermanas, donde abundan restos de trincheras de las posiciones del frente de la Guerra Civil. El descenso hasta Valsaín es exigente, por lo que deben medirse la fuerzas y valorarse la posibilidad de regresar al Puerto de Cotos. Se desciende hacia Majada Aranguez para adentrarnos en el Pinar de Valsaín por una pista forestal que nos lleva hasta el Centro Nacional de Educación Ambiental.
  • Camino de las Pesquerías Reales (desde el embalse del Pontón Alto hasta la Fuente de la Canaleja) (Longitud 12,1 km. Desnivel 234 m. No circular. Dificultad media-baja). El camino fue mandado construir por Carlos III para poder acceder fácilmente a los lugares privilegiados donde pescar. Esta es una de las rutas que se pueden disfrutar en familia por su escasa dificultad y su agradable recorrido a lo largo del río Eresma. Se puede hacer completo o sólo en un tramo ya que tiene puntos de paso por Valsaín y por las áreas recreativas de Los Asientos y Boca del Asno donde se cuenta con agradables zonas de picnic y descanso.   
     
  • Ascenso a la Mujer Muerta desde Revenga (Longitud 24,5 km. Desnivel 1.031 m. Circular. Dificultad alta). Partiendo del PK 81 de la carretera N-603 sale una pista forestal en dirección SE que seguiremos hasta la Cañada Real, donde giraremos a la derecha unos 200 m, llegando a una cancela que atravesaremos por el paso giratorio peatonal. Seguiremos esta nueva pista aproximadamente 1 km. hasta unas grandes naves donde giraremos a la derecha para atravesar otra cancela metálica de doble hoja. Esta nueva pista comienza a subir por el pinar, cruza el arroyo de las Víboras, y a unos 350 m tomaremos la pista de la derecha. Una vez en el alto del Puerto de Pasapán divisamos la Garganta del río Moros. El itinerario discurre por una senda difusa entre piedras y piornos. El Alto de Pasapán, serían los pies de la Mujer Muerta. Descenderemos a un pequeño collado para continuar la ascensión hasta el Pico del Oso en cuya cumbre encontraremos una pequeña estatua de un oso encima de un vértice geodésico. La cima de la Pinareja se corresponde con la cabeza de la mujer, mirador natural desde donde podremos observar la meseta castellana y una gran parte de las más altas cumbres de la sierra. Continuamos la cuerda para descender hacia el NE hasta el Collado del Río Peces desde donde tomaremos una pista que sale a la izquierda que nos llevará hasta una alambrada con una puerta, descendiendo hasta la Cañada Real a la altura del Embalse del Río Peces. Continuaremos unos 3 km hasta llegar al primer cruce del recorrido, giraremos a la derecha y así llegaremos al lugar de partida.
     
  • Del Puerto de Navafría al Pico del Nevero (Longitud 9,5 km. Desnivel 550 m. Circular. Dificultad media-alta). En el Puerto de Navafría se toma la pista forestal hasta el mirador de Navalcollado, desde cuyo balcón se ofrece una bella panorámica del Pinar de Navafría. Unos metros más adelante parte a mano izquierda una pista que asciende directamente al pico del Nevero. Desde sus 2.209 metros de altura se divisa al sur, la silueta de Cuerda Larga, con los soberbios relieves de Cabezas de Hierro y el Valle del Lozoya a sus pies; al este, la Reserva Nacional de Caza de Sonsaz y las estribaciones de la Sierra Pobre; al norte, la gran meseta segoviana; y al oeste, la cuerda de los Claveles y el pico de Peñalara, la montaña emblemática de la sierra de Guadarrama.

Documentación 

LEY 7/2013, de 25 de junio, de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. (4113 kbytes) Descarga del documento tipoPDF. Abre una nueva ventana

DECRETO 4/2010, de 14 de enero, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Espacio Natural «Sierra de Guadarrama» (Segovia y Ávila). (17778 kbytes) Descarga del documento tipoPDF. Abre una nueva ventana

RESOLUCIÓN de 13 de noviembre de 2013, Protocolo de colaboración para el impulso del turismo sostenible en el P. Nacional de la Sierra de Guadarrama (1368 kbytes) Descarga del documento tipoPDF. Abre una nueva ventana

RESOLUCIÓN de 13 de enero de 2014,«Protocolo general de colaboración ... (832 kbytes) Descarga del documento tipoPDF. Abre una nueva ventana

DECRETO 13/2014, de 27 de marzo, por el que se aprueban los Estatutos reguladores de los órganos de gestión y participación del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. (1383 kbytes) Descarga del documento tipoPDF. Abre una nueva ventana