Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Medio Ambiente

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Medio Ambiente de Castilla y León

Ficha Técnica

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir

Provincia

Ávila.

Localización

En el extremo Sur de la provincia de Ávila.

Superficie

86.236 Ha.

Término municipal

El Arenal, Arenas de San Pedro, Bohoyo, Candeleda, La Carrera, Cuevas del Valle, Gilgarcía, Guisando, El Hornillo, Hoyos del Collado, Hoyos del Espino, Los Llanos de Tormes, Mombeltrán, Nava del Barco, Navalonguilla, Navalperal de Tormes, Navarredonda de Gredos, Navatejares, Puerto Castilla, Santiago de Tormes, San Juan de Gredos, San Martín del Pimpollar, Solana de Avila, Tormellas, Umbrías, Villarejo del Valle, Zapardiel de la Ribera y San Esteban del Valle.

Núcleos de población en el interior del Espacio

El Arenal, Bohoyo, Los Guijuelos, Navamediana, Navamojada, La Carrera, Cereceda, Lancharejo, Navalmoro, Gilgarcía, Guisando, El Hornillo, Hoyos del Collado, Hoyos del Espino, Los Llanos de Tormes, Navalonguilla, Navalguijo, Navalperal del Tormes, Barajas, Navarredonda de Gredos, Cabezas Altas, Cabezas Bajas, Navatejares, Puerto Castilla, Santiago de Aravalle, La Aliseda de Tormes, Navacepeda de Tormes, San Martín del Pimpollar, Los Loros, Mazalinos, Los Narros, Santa Lucía de la Sierra, Serranía, Solana de Avila, Tremedal, La Zarza, Navamures, Tormellas, Canaleja, Casas de Maripedro, Casas del Abad, Hustias, Retuerta, Umbrías, Venta de Veguillas, La Angostura, Hermosillo, Nava del Barco y Casas del Puerto de Tornavacas.

Población interior y en Zonas de Influencia Socioeconómica

22.229 habitantes.

Vegetación

Están aquí representados 4 de los 5 pisos bioclimáticos de la Región fitosociológica mediterránea. En la cara Norte el matorral es predominante, ya sea el piornal (Cytisus purgans) en las cumbres, o la mezcla de leguminosas, a veces con labiadas, brezos o jaras. La escasa vegetación arbórea está constituida principalmente por los pinares de Pinus sylvestris de Navarredonda de Gredos y Hoyos del Espino, así como las manchas diseminadas de rebollo en el valle del Tormes; la encina se presenta predominante en estrato arbustivo y formas amatorraladas, con algunas formaciones adehesadas muy escasas. En la cara Sur, por el contrario, abundan los pinares de Pinus pinaster, alternándose con cultivos en terrazas y bancales; el jaral (Cistus ladanifer) y el brezal (Erica sp.) ocupan grandes extensiones y, a veces, íntimamente entremezclados; hacia el Oeste, las formaciones claras de rebollo y enebro sobre pedregales erosionados y laderas pronunciadas hablan de la degradación a que se han visto sometidas las masas de bosque marcescente. En las márgenes de todos los cursos de agua se instalan especies ripícolas de un modo testimonial, la especie más común es el sauce, junto a alisos, chopos, álamo negro..., en la parte alta de las gargantas aparecen ejemplares aislados de abedul, reseñar la presencia de pequeños grupos o ejemplares aislados de "loros" (Prunus lusitanica) que se encuentra en la parte baja de las gargantas de esta cara meridional. Pero el principal valor ecológico de esta Sierra reside en la vegetación rupícola, adaptada a vivir aprovechando los menores resquicios de la roca y soportando las durísimas condiciones ambientales, se han diferenciado especies propias de estas áreas (Reseda gredensis, Biscutella gredensis, ...).

Fauna

La elevada altitud de esta Sierra, unida a la mayor continentalidad del clima en los pisos superiores, ha favorecido los fenómenos de aislamiento poblacional y la presencia de especies montanas de tipos fríos cuyos antecedentes espaciales más próximos se encuentran en sistemas montañosos del norte peninsular, sin olvidar la disimetría tan acusada existente entre las vertientes de la Sierra y la existencia de un gradiente térmico y climático Norte-Sur..., todos estos factores propician la presencia de comunidades faunísticas con un elevado número de taxones endémicos, singulares o de procedencia biogeográfica diversa. Fiel reflejo de ello son las más de 230 especies de vertebrados catalogados, entre las que se encuentran numerosos endemismos peninsulares a nivel específico y cuatro endemismos subespecíficos locales. El área de distribución de los endemismos locales se sitúa en la zona de cumbres, pertenecen a dos clases de vertebrados: la clase Amphibia, representada por la salamandra del Almanzor y el sapo de Gredos y la clase Mammalia, con el topillo nival abulense y la cabra montés. Junto a ellos no se pueden olvidar otras especies como el barbo ibérico, barbo comiza, pardilla, en lo referente a peces. En cuanto a los anfibios y reptiles destacar la presencia de especies como rana de San Antonio, sapo partero, víbora hocicuda, lagarto verdinegro, galápago europeo... Entre la abundante avifauna de Gredos hay que destacar dos especies consideradas en peligro de extinción: el águila imperial y la cigüeña negra, otras seis están consideradas vulnerables: garza imperial, cigüeña común, alimoche, aguilucho cenizo, tórtola y buitre negro, pero la lista continúa: águila calzada, águila culebrera, azor, gavilán, buitre leonado, águila real, pechiazul, acentor alpino, roquero rojo, colirrojo tizón... Los mamíferos son también numerosos: desmán de los Pirineos, musaraña española, musaraña enana, ratilla de Cabrera, nutria, gato montés, lince... dan idea de la riqueza faunística de este Espacio.

Geomorfología

Desde este punto de vista la Sierra de Gredos destaca por sus peculiaridades, constituida por materiales antiguos, durante la Orogenia Alpina van a conocer su fracturación, configurando una cordillera en bloques fallados y desnivelados: relieve germánico, posteriormente arrasados por una superficie de erosión, pero cuyas cumbres van a ser retocadas por los hielos cuaternarios, describiéndose aquí 41 glaciares de montaña, con sus tres subtipos más característicos: de valle (Glaciar de la Nava, Glaciar de Bohoyo, Glaciar de Gredos...), de circo (Glaciar de la Cruz, Glaciar de Gamellones...) y de ladera (Glaciar de las Chorreras, Glaciar del Canchito...). Lagunas glaciares, circos, gargantas, depósitos morrénicos... son muchas de las huellas que se pueden observar, sin olvidar los procesos periglaciares donde destaca la actuación de la gelifracción que originó galayares y cuchillares únicos por su belleza.

Valores que justifican su declaración

La Sierra de Gredos es interesante desde el punto de vista faunístico, florístico, geológico y geomorfológico.

Medidas de protección existentes


Desde muy antiguo esta comarca ha sido objeto de protección por sus peculiaridades cinegéticas (Libro de la Montería s.XIV), pero ya en nuestro siglo, el rey Alfonso XIII declaró parte de esta Montaña Coto Real, que posteriormente se convirtió en Reserva Nacional de Caza. En los momentos actuales está dotada de un Régimen de Protección Preventiva, según Decreto 249/1989, de 26 de Octubre de 1989. La Orden de 27 de abril de 1992, de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio dio inicio al Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (B.O.C. y L. nº 84, 5 de mayo de 1992). Dicho Plan de Ordenación de los Recursos Naturales fue aprobado por Decreto 36/1995, de 23 de febrero (B.O.C. y L. nº 42, miércoles 1 de marzo de 1995). La Ley 3/1996, de 20 de junio, declaró a la Sierra de Gredos Parque Regional (B.O.C. y L. nº 124, de 28 de junio de 1996).

Decreto 87/1997, de 17 de abril, por el que se regula la composición de la Junta Rectora del Parque Regional de Sierra de Gredos. (BOCyL 22-4-97)

Descarga del documento tipo DOC. Abre una nueva ventanadecreto 87 (5 kbytes)


Ley 3/1996, de 20 de junio, de declaración del Parque Regional de la Sierra de Gredos. (BOCyL 28-6-96)
Descarga del documento tipo DOC. Abre una nueva ventanaley (22 kbytes)


Decreto 36/1995, de 23 de febrero, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Sierra de Gredos. (BOCyL 1-3-95)
  Descarga del documento tipo DOC. Abre una nueva ventanadecreto 36 (119 kbytes)


Órdenes de 27 de abril de 1.992, de iniciación de los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales de Hoces del Río Riaza, Sitio Paleontológico de Cerro Pelado, Sierras de la Paramera y Serrota, Montes Obarenes, Valle de San Emiliano, Sabinar de Calatañazor, Ojo Guareña, Sierra de Gredos, El Rebollar, Sierra de la Culebra, Sierra de Ancares, Las Médulas, Las Batuecas, Puerto de Orduña, Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, Sierra de la Demanda, La Fuentona, La Yecla, Lagunas de Villafáfila, Valle de Iruelas, Covalagua, Pinar de Hoyocasero y Las Tuerces. (BOCyL 5-5-92)
Descarga del documento tipo RTF. Abre una nueva ventanaOrdenes (94 kbytes)